Cómo invitar a una chica a salir y casi siempre obtener un ¡SI!

Todos los hombres alguna vez nos hemos martirizado pensando cómo invitar a salir a la chica que nos gusta por primera vez. 

Ella está ahí, se ve tan bien como siempre, quieres decirle todo lo que has pensado en tu mente durante días, pero al acercarte no puedes formar palabras, incluso tal vez el solo acercarte te haga sudar de nervios. 

Por muy difícil que parezca, invitar a una chica a salir es más fácil de lo que puedes creer, claro, una vez que conoces las herramientas para hacerlo.  Sin embargo, dejar pasar el tiempo y no intentarlo puede llegar a ser muy estresante conforme siguen avanzando los días. 

En el camino que formó mi experiencia y que me llevó a escribir este blog sufrí rechazos, pero también aprendí de ellos, lo que finalmente me llevó a conseguir después respuestas positivas, es por eso que quise compartir lo aprendido con ustedes, que muy probablemente se encuentran en la misma situación que yo estuve alguna vez. 

Soy el vivo ejemplo de que es posible superar la timidez y conseguir un sí, y aunque no me lo creas, puedo decir que sé bien lo que se siente, lo difícil que puede parecer solo intentarlo, por eso, a continuación quiero compartirte parte de mi experiencia, de la que estoy seguro que si aplicas bien los consejos, podrás conseguir que invitar a salir a la mujer que te bloquea parezca ser algo sencillo y veras que sí lo es.
Sin más preámbulos si estás interesado vayamos al grano y conviértete en un Don Juan con las mujeres, recuerda que yo puedo darte todos los consejos, pero conseguir el anhelado sí dependerá solo de ti.

Cómo invitar a una chica a salir

Inténtalo mientras ella esté interesada.

Una de las primeras cosas que aprendí acerca de como invitar a salir a una chica y que tal vez sea una de las más importantes es que existe una ventana de tiempo para invitar a una mujer a salir . Una ventana de tiempo es un periodo en el que puedes intentarlo, una vez que esta ventana se cierra, las posibilidades de tener éxito se reducen casi a cero.  Por ejemplo:

Supongamos que te gusta una compañera de clase y ella con su lenguaje corporal ha dado muestras de tener cierto interés en ti, pero tu eres demasiado tímido o tienes dudas si ella muestra  un interés genuino o simplemente es  amable contigo. 

Pasan los días, la ves a diario durante las clases, tienes la intención de hablarle y pedirle una cita, pero te falta valor, pasa el tiempo y ella cambia un poco su forma de ser contigo, es entonces cuando decides arriesgarte y preguntarle si quiere salir, pero ella responde  que ya tiene un nuevo novio o simplemente te dice que solo quiere una amistad, es en ese momento cuando la oportunidad se ha esfumado. 

¿Qué puede pasar en este periodo de tiempo? Ella puede perder el interés, rendirse o simplemente interesarse en alguien más porque no ve una reacción tuya. Después de eso ya solo te queda preguntarte a ti mismo, ¿por qué no la invite a salir antes?. 

Es muy importante entender que el tiempo es fundamental cuando queremos invitar a salir a  una mujer, si bien puedes ser rechazado, también puedes obtener un sí. 

En otras palabras, tenemos que dejar de ser el chico que solo se queda sentado esperando a que llegue el momento ideal , debemos aprender que  el momento ideal no existe.

A veces no es fácil  darse cuenta de aquellas señales que nos llevan a actuar de forma correcta en aquel momento, por eso es importante prestar atención y practicar  los consejos,  verás que aquellas inseguridades irán desapareciendo y será más fácil no cometer errores.  Para eso hay que aprender algunas cosillas sobre ellas:

  1. Las mujeres no esperan para siempre: Si una chica es linda seguramente no eres el único que está detrás de ella, esto es casi como en la naturaleza, el que hace el primer y más rápido movimiento será el que consiga la cita. 
  2. La atracción tiene fecha de caducidad:  Cuanto más pospongas la realización de algo, más se desplazará su atracción por ella. Si esperas demasiado, ella seguirá adelante.
  3. Una vez que lo sientes, hazlo: Invitala a salir a los pocos días que te das cuenta que te gusta, recuerda, todo a su debido tiempo, y aunque suene un poco contradictorio, con esto quiero decir que no lo hagas a los primeros minutos, pero tampoco dejes pasar mucho tiempo. 
  4. Enfoca tu mente: Especialmente cuando alguien nos gusta mucho surgen toda clase de temores, el más recurrente es  miedo al rechazo, mejor concéntrate en el lugar al que van a a ir  una vez que ella te diga que sí. 

En pocas palabras el primer consejo es que, cuanto menos tiempo transcurra entre el momento en que te das cuenta de que te gustaría invitar a alguien a salir  y el momento en que empiezas a acercarte a hablar con ella, mayor será la probabilidad de que la respuesta sea afirmativa. 

Debemos tomar en cuenta que el único gran riesgo de no invitar o hablarle a una mujer mientras la ventana de tiempo está abierta es que pierdas tu oportunidad.

Algunos estudios revelan que la mayoría de las mujeres ya sabe previamente cuando nosotros queremos pedirles una cita, son muy  pocas las que lo descubren después de iniciar una conversación o las que no tienen ni idea de que hay un interés personal en ellas. 

La mayoría de las veces, si van a salir con nosotros, lo saben enseguida. Todo lo que tenemos que hacer es perder el miedo y  preguntar. Cuando queremos tener exito en como invitar a salir a una chica por whatsapp debemos de evitar algunos errores muy comunes.

Cómo Evitar que te cancele la Cita a último momento (4 TIPS)


¿En qué nos beneficia invitarla a salir de inmediato?

  • Aumenta enormemente las probabilidades de que consigamos una cita mientras aún están receptivas a nosotros.
  • Obtenemos una respuesta, ahora, de forma definitiva, y no nos quedamos con la duda para siempre.
  • Nos permite empezar a pasar tiempo con ellas, si una mujer dice que "sí", dejamos de pasar tiempo solo pensando en ella.
  • Empezamos a forjar nuestra experiencia y a entrenar para que, como en mi caso,  resulte cada vez más fácil hablar con las chicas e invitarlas a salir. 

Debes tomar en cuenta que también que existe la probabilidad de que ella te diga que no,  y si es así, recuerda que no es el fin del mundo, al contrario te quita ese peso de encima, la angustia, la incertidumbre de no saber qué pasará y si es así, también te abre la posibilidad de descartar la misión por completo. Eso también es algo positivo para ti. 

No hagas de la invitación algo más difícil de lo que realmente es

A las mujeres no les gustan las situaciones bochornosas y tampoco que actúes como un payaso. Si puedes hacer de la invitación una situación inteligente y divertida al mismo tiempo sin ser ridículo, podría funcionar mejor. 

Como hombre, nuestro trabajo es hacer que las cosas sean de baja presión en las citas, y así, a ellas les va a gustar y van a querer salir con nosotros.

Hoy en día las citas son casuales y muy naturales.  A las personas en general ya no les gustan las citas formales y es por que provocan una presión demasiado alta.

Existen casos en los que las mujeres pueden preferir situaciones muy formales, esto suele suceder principalmente con las que ya buscan una relación seria y que tienen cierta madurez emocional, normalmente son mayores de 30 años y  ya no están buscando “muchachitos” para divertirse o pasar el rato. 

Si tu caso dista de acercarse a una situación similar, tu invitación debe ser muy natural, y por ello tus preguntas deben ser muy relajadas. 

En las primeras citas, las mujeres prefieren evitar las formalidades porque pueden pensar que se trata de una idea elegante y romántica, por eso las invitaciones a lugares formales rara vez obtienen sí, incluso si llegamos a conseguir que una mujer se presente a una cita formal, probablemente terminará diciéndonos que "quiere ir despacio" o "empezar como amigos".

Recuerda que a ellas no  les gustan las situaciones de alta presión, buscan formas de salir de esos escenarios, es más, podrías incluso ahuyentarlas antes de tiempo. Las citas formales no funcionan (normalmente). Haz de la primera salida algo sencillo.

Cómo hacerle la invitación o como pedirle salir a una chica

Si bien reconozco que es más fácil escribirlo que llevarlo a la práctica puedes intentar con preguntas de posibles situaciones relajadas y comunes. Importa mas tu tonalidad y tu seguridad al decirlo que la pregunta misma te lo prometo.

¿Te gustaría ir a tomar un cocktail?

¿Te gustaría ir a tomar un helado?

Más adelante explicaré cómo elegir los mejores lugares o soltarse en la conversación. 

No es tan difícil una vez que la formalidad desaparece. No intentes pensar en la frase perfecta, lo único que tienes que hacer es invitarla a salir de forma sencilla y relajada. 

Cuando ya sabemos como invitar a una chica a salir es bueno que ya tengas en mente algunos lugares posibles en caso de que ella acepte para no estar desprevenido,  si dice que sí, pide su información de contacto y dile que le enviarás un mensaje, eso te dará una margen de tiempo para planear algo,  pero existe otra posibilidad, inmediatamente ella puede preguntarte ¿a dónde vamos? sería bueno que ya tuvieras  algo en mente  para no quedar como un estúpido. 

Las mujeres odian el “donde tu quieras”, tu la estas invitando, no ella a ti. 

Todavía no quiero adentrarme en este tema, como dije, más adelante explicaré sobre los lugares, hice esta pausa para que empieces a tomarlo en cuenta.

Invita a salir cuando esté de buen humor 

Primero que nada debes aprender a  identificar cuales son los momentos en que ella se siente a gusto contigo, ¿cómo sabes cuál es el momento más adecuado? 

Aprende a ver la señales:

Cuando ya existe una comunicación o atracción previa:

  • Ella está riendo mucho contigo, significa que se siente cómoda. 
  • Ella está hablando contigo de sí misma, proyectos o planes, eso significa que te tiene confianza. 
  • Señales no verbales... como que te sonría  o como si quisiera tener cierto contacto físico contigo y eso no es que quiera besarte, puede ser que te tome la mano o que roce un poco su cuerpo con el tuyo.  

Imagina que los dos están sentados en una banca del parque, obviamente están uno al lado del otro, su hombro está en contacto con el tuyo, o sus dos rodillas chocan, esas son señales no verbales que puedes interpretar como posibles muestras de que ella también tiene un interés por ti. 

Cuando es el primer contacto entre los dos:

  • No la invites en cualquier momento de una conversación. 
  • No la interrumpas cuando ella esté hablando.
  • No la invites en situaciones aburridas. 
  • Evita invitarla a salir enfrente de sus amigos u otras personas, eso puede incomodarla o avergonzarla. 
  • Evita hacerlo bajo presión, como cuando sientas que la estas perdiendo o estás en una conversación aburrida, en vez de rescatar la situación puedes terminar de hundir el barco. 

No es de extrañar que muchas veces perdemos el momento por no hacer la pregunta de la mejor forma, de que sirve el escenario perfecto, la atmósfera ideal o  el atardecer más bello si estropeamos todo haciendo la pregunta de forma equivocada, por eso recuerda, la situación ideal no existe, crear los momentos adecuados dependerá solo de nosotros. 

Situémonos en un escenario real:

Estás mirando a tu compañera de clase, ella está hablando con sus amigas y tú te acercas “de la nada”, la interrumpes y la llamas para pedirle que vayan a comer algo, ¿que crees que ella te dirá? Tal vez incluso te rechace porque la hiciste sentir incomoda con sus amigas, en cambio, ella está guardando sus libros después de que terminó la clase, tu te acercas y le dices ¿estuvo aburrida no crees?, ella te contesta sí o no, tal vez ella se ría un poco, sea cual sea la respuesta se podrá prestar para que la abordes con una nueva pregunta, ¿me acompañas  por un helado?, la segunda situación es más natural y  las probabilidades de un sí  son mayores. 

Actúa natural si te dice que sí

Ya sé que es genial que ella haya aceptado salir contigo después de haberlo imaginado durante tanto tiempo, esto no significa que vas a empezar a dar brincos de emoción.

Algunos chicos toman una respuesta positiva tan inesperadamente que han llegado a tener problemas de lenguaje en ese momento, tales como tartamudeos, dislexias,  se vuelven lentos y torpes.

Primero que nada manten la calma y asegura la cita. En ese momento tienes que tranquilizarte y retomar rápidamente la conversación como si no hubiera pasado nada. 

Evita emocionarte demasiado, ponerte muy nervioso, agradecer con ansiedad o desesperación, decirle que estas muy contento porque aceptó, empezar a planificar todo con detalles. 

Eres un hombre, no un cachorro en busca de dueño. 

Si ella no dice nada y tu mente se queda en blanco, podrías retomar la conversación preguntándole cómo le ha ido en el día o que actividades tiene programadas para terminar el día, siempre con naturalidad y sin que parezca que quieres controlar su agenda. 

Ahora sí, pasemos al otro tema de gran importancia, la cita. 

Después de haber batallado contra nosotros mismos durante días, semanas o tal vez meses, hemos conseguido un sí, ¡habemus cita!.

He coincidido con la mayoría de mis colegas y amigos del trabajo que el hielo se rompe cuando la primera cita ha terminado, y ha terminado bien, tal vez con una segunda cita o incluso con un beso, pero por ahora no nos vamos a enfocar en eso solo hablemos de cómo romper el hielo. 

Recuerdas que te dije que era bueno tener un idea de cita por si nos preguntan a dónde iremos, bueno, la primera vez que me dijeron que sí no había pensado en esto, me enfoqué tanto en que ella me aceptara que una vez que lo hizo no supe a donde iríamos, lo primero que se me ocurrió fue el cine y por suerte había películas que ambos queríamos ver, digamos que tuve suerte en aquella ocasión, pero con el paso del tiempo descubrí que no asi como no a todas les gusta el rosa, no a todas les gusta el cine.

A la mayoría de las mujeres no les gustan los hombres indecisos y mucho menos les gusta tener que decidir, por eso eres tú quien debe tener el control de la situación cuando se acerca el momento de decidir el lugar.

Por eso, pensé en cuáles serían unas buenas opciones para salir siguiendo la línea de ser natural y casual que, incluso ya siendo una cita planeada, pueda propiciar una situación relajada. 

Una cosa que debes de saber es que la primera cita es fundamental para saber si hay un interés real o no, no solo por parte de ella, sino también de tu parte hacia ella. 

Consejos sobre el lugar y la primera cita (recuerda que a esta altura ya te dijo que sí)

  • Evita las complicaciones: Si no tienes auto no busques ir a un lugar lejano, tienes que optimizar tiempo y recursos, a menos que seas un dude con muchos recursos, lo que no creo porque no tienes auto. 
  • Evita las situaciones fantásticas: Es la primera cita, recuerda que tu también te puedes decepcionar de ella y no quisieras darte cuenta de esto después de que ya han paseado en globo.
  • Escoge una idea sencilla: Solo es una cita, es para que tu la conozcas y ella te conozca a ti, puede ser el lugar más simple que te puedas imaginar. 
  • Muéstrate como eres: Imagina que invitas a una chica en una limusina en la primera cita, entablan un interés afectivo e inician una relación, después ya no es posible alquilar una limusina, ¿que pensara ella de ti? y no es que sea una interesada, solo no fuiste auténtico, claro, a menos que en esa primera cita le digas que solo quisiste impresionarla. 
  • No hagas planes tan detallados: Recuerda que lo malo de hacer planes es que no siempre funcionan como lo imaginaste, dependes de factores como el clima, los precios y ahora en tiempos de pandemia hasta de los aforos, cuando estas muy concentrado en seguir el plan pierdes tiempo para concentrarte en ella. 

Las grandes citas pueden intimidar incluso a la chica más extrovertida, pero eso tampoco significa que te comportes como un aburrido, si bien es cierto que sería increible un día lleno de diversión para ambos en Six Flags, también es cierto que pueden llegar a ese nivel después de haber tenido unas citas previas. 

Imagina que invitas a salir a esa compañera de clase que siempre te ha gustado y van a la feria de la ciudad, pasan un día en los juegos mecánicos y jugando a las canicas, en vez de pasar el tiempo platicando para conocerse, las cosas pueden desenfocarse y convertirse en solo amigos, y recordemos que por ahora ese no es nuestro propósito. 

En algunas ocasiones fracasé en mis citas porque solíamos ir a fiestas y, aunque eran momentos divertidos, el exceso de gente, de amigos, el ruido y las borracheras hicieron que ambos perdiéramos el enfoque. 

Las citas salvajes y divertidas están bien cuando estás buscando amigos o compañeros para actividades que disfrutas, pero no son buena idea para ir con alguien que te atrae, a menos que después de la primera cita descubran que tienen intereses en común, ahí está la diferencia. 

Muchas veces las chicas que dicen que sí a las actividades divertidas es porque realmente quieren divertirse, están por  la actividad y no por tí, y eso es una clara señal de que no hay interés alguno en conocerte. 

Para evitar situaciones en las que ambos pierdan el enfoque, mantén tu primera cita de una forma simple y relajada, en donde puedan hablar y conocerse mejor. 

Ideas de una primera cita, practica, funcional y sin poner en riesgo tu cartera

  • Vayan a una cafetería cercana a cualquiera de sus casas o en un lugar céntrico, recuerda que quieres conocerla y eso solo sucederá en un lugar tranquilo. 
  • Vayan a un parque: Un picnic es buena idea, estoy 100% convencido que le gustará el detalle, si no estás listo para el picnic solo caminen siempre es buena idea llevar un la bolsa un poco de comida para los patos, a ella le encantará (les recuerda a la película de Diario de una Pasión, si no sabes cual es, investiga, a ellas  les fascina)
  • Salgan a caminar: Pueden comprar un helado, recuerda que es la chica que te gusta desde hace mucho y te interesa para algo importante, quieres conocerla, no temas que piense que eres aburrido.
  • Vayan a un bar tranquilo: Sin caer en excesos un par de tragos siempre desinhibe a las personas, enfócate, quieres conocerla y que te conozca, no debes quedar como un borracho mala copa. 

Deja que ella te diga cuando es el mejor momento

Un error muy frecuente que cometemos los hombres es imponer nuestro horario y es normal, la escuela, el trabajo y las múltiples ocupaciones diarias nos llevan algunas veces a tener solo un día disponible, o ciertas horas del día y por eso, solemos anteponer nuestra disponibilidad por encima de la de ella. 

Nosotros estamos acostumbrados a indicar el día y la hora y eso muchas veces nos lleva a ser rechazados aun después de haber obtenido un sí. 

Una situación muy frecuente es que después de que las mujeres han aceptado nuestra invitación a salir, la mala o nula coordinación de horarios lleva a que la cita no se concrete y es entendible, ella no está ahí para nosotros, tiene vida y planes propios. 

Una de las cosas que aprendí por mi experiencia y la de mis amigos es que siempre será mejor preguntarle a ella cuando es conveniente de acuerdo a sus tiempos y actividades, una forma sencilla de hacerlo podría ser la siguiente: 

Tu: ¿Qué te parece si vamos a comer algo?

Ella: Suena bien, ¿a dónde iremos?

Tu: Hay un lugar bonito cerca del centro, dime qué día y a qué hora puedes.

Ella: ¿Qué días puedes tú?

Tu: Yo ya escogí el lugar, te toca poner la fecha 

Ella: No me has dicho que días tienes libres. 

Tu: Dime el día y veré que ese será mi día libre.

Ella: ¿Te queda bien el sábado a las 5:00pm?

Tu: Perfecto, ¿nos vemos en el centro y quieres que te vea en otro lugar?

Ella: Nos vemos en el lugar.

Es un ganar ganar, tu escoges el lugar en el que te sientas cómodo y ella los horarios, ambos están aportando en la primera cita o donde pueden iniciar una negociación. No hay rechazo cuando es ella quien indica el día y la hora. 

Tomar decisiones, pensar rápido e improvisar son cosas realmente difíciles, más en  una primera cita, pero a la mayoría de las mujeres igual que al resto de las personas les gusta que les quiten la responsabilidad de decidir por ambos, es en este punto cuando tu macho alfa interior debe salir y asumir el control de la situación, claro, siempre y cuando tu elección de lugar sea algo que ambos disfruten. 

La pesadilla de todos, una mala cita

Creo que todos alguna vez hemos pasado o pasaremos por una mala cita, las malas citas ocurren por diferentes factores, en muchos casos no está en nuestras manos poder controlar aquellas situaciones que estropean nuestra primera cita, pero hay factores que dependen 100% de nosotros, que podemos controlar  y nos llevan a fracasar. Algunas situaciones que podemos evitar para no poner en riesgo nuestro encuentro anhelado son:

  • Gastar de más: Sin ser tacaño debes pensar que es una primera cita y no debes desfalcar tu bolsillo gastando en cosas innecesarias.
  • No gastar nada: No queremos que ella piense que eres un tacaño.
  • Ir con amigos: Evita las reuniones de amigos y las fiestas, sean solo ustedes dos. 
  • Control total: Si bien es cierto que debes estar en una zona en la que te sientas seguro, permite que ella también participe de las decisiones.
  • Lugares de riesgo: excursiones, antros, eventos del trabajo, fiestas familiares, centros comerciales.  

Una de las principales razones por las que nos ponemos nerviosos cuando invitamos a salir a una mujer es porque no sabemos lo que estamos haciendo y esto se resuelve fácilmente cuando ya sabes claramente qué quieres hacer y cómo lo vas a hacer. 

Si ya tienes el valor para acercarte a romper el hielo, sabes claramente qué quieres hacer  y cómo vas a lograr hacerlo, entonces ya has dejado de ser el tímido muchacho que observa de lejos a su compañera de clase viendo cómo otros se acercan a ella y que solo ve  como se le escapa el tiempo. No lo pienses más, solo házlo.

Si te rechazan, no te rindas 

Antes de ser rechazado por ella ya tenías el  no, no tenías nada,  la diferencia es ahora tienes las herramientas para seguir adelante, para aprender, pensar en las situaciones que pudieron influir en la decisión, no es un fracaso, es un aprendizaje. 

Ella dijo que no, pero tú seguiste con tu vida. 

Recuerdo que la primera vez que invité a salir a una chica sentí mucho miedo, adrenalina, vergüenza y hasta inseguridad de mi persona. Finalmente ella me rechazó y en ese momento pensé que todo había acabado,  curiosamente con el paso de los días dejé de verlo como algo malo y descubrí que aun siendo una declaración negativa tuvo cierta connotación positiva dentro de mí y  me dio las herramientas para volverme a acercar más preparado. 

Muchos días después de haber sido rechazado, pensé que desde esa bateada pude haber dejado abierta la posibilidad para volver a intentarlo, es decir, tampoco es que ella me haya despreciado por completo, lamentablemente las inseguridades que tenía al momento de hacer la invitación no me permitieron ver más allá del rechazo.

Siento que una situación ideal hubiera sido la siguiente: 

Yo: Oye, he pensado en que deberíamos salir a tomar algo algún día.

Ella: Lo siento, no puedo, tengo mucho trabajo y he estado muy ocupada. 

Yo: Bueno yo tambíen he estado estresado por el trabajo, cuando estés más relajada me gustaria que fueramos por un trago, ya tu sabes. 

Ella: Está bien, solo que termine de entregar la auditoría de la empresa. 

Yo: Ok, yo estoy más puesto que un calcetín.

En ese punto hubiera estado más preparado para volver a conectarla, pero yo mismo me desacredité con la primera negativa, cuando llegué a este punto de la introspección, entendí que un no temporal, no es un no definitivo. 

Por supuesto que uno también debe aprender a ponerse límites, no querrás quedar como el acosador que no deja de insistir, por eso recuerda que es importante ver las señales.

Si después de que has creído haber visto las señales adecuadas y seguido los consejos de acuerdo a tus instintos y aún así recibes un no, lo peor que puede pasar es que te alejes y sigas con tu vida, claro, sin dejar a un lado el aprendizaje. 

El que persevera, alcanza.

Hagamos de cuenta que tus intentos no funcionaron con la chica de tu clase que siempre te gustó, te has rendido y no piensas intentar nada más con ella. Esto no significa que ninguna otra chica va a querer salir contigo.

La mayoría de mis clientes y amigos me han contado cómo pasaron de ser un chico introvertido y tímido a tener decenas de chicas a su alrededor después de que se volvieron seguros de sí mismos, después de que aprendieron de sus errores y cuando crearon las situaciones ideales a partir de ellos.

¿Alguna vez te has preguntado cómo le hace un hombre feo para salir con una mujer hermosa? Bueno, digamos que no necesariamente es un multimillonario, es más porque aquel hombre está practicando algo que tú no has desarrollado todavía, la seguridad. 

Finalmente te digo que si ya llegaste hasta aquí es porque tienes una convicción verdadera de dar un paso adelante y eso me da mucho gusto.

Ya tienes las herramientas, solo falta ponerlas en práctica.

Si tienes dudas o comentarios estoy para tí a través de mis redes sociales.

Tu amigo

Matias Laca

 

Acerca de Matías Laca:

Experto en Desarrollo Personal, Habilidades Sociales y Seducción Conferencista internacional en más de 15 Países 8 años de experiencia Mentorizando a Hombres TEDx Speaker en 2 Ocasiones Autor del Libro "El Ser Seductor" Empresario CEO de Alfa Mentoring

>Aplicar a una consultoria Gratis

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>